domingo, 19 de octubre de 2008

¡Hay Desarme!

Este letrero aparece en casi todos los restaurantes y cafeterías de Oviedo desde la primera semana de octubre. La primera vez que lo vi me quedé en babia: “¿qué es eso?”, pregunté a la chica - compañera de trabajo - que iba conmigo: “ah, un plato típico de garbanzos con bacalao y verduras”, me contestó. Yo me quedé pensando: "¡vaya nombre original para un plato típico!", pero no indagué más, ella se fue por su lado y yo por el mío. Luego le pregunté a mi esposo por qué ese plato se anunciaba específicamente para el 19 de octubre, y me dijo era porque en un día como ese las tropas carlistas habían sido invitadas por los ovetenses a un banquete y tras comer opíparamente y con abundante vino habían dormido una profunda siesta durante la cual los habían desarmado, ganando así la batalla sin derramamiento de sangre. Yo me quedé pensando: "¡qué listos!".

Al ver de nuevo el letrero este año, pensé en comentarlo aquí y me puse a buscar información y así me enteré - ¡cómo se aprende con esto del blogueo! - que en realidad el famoso banquete de la siesta del desarme tuvo lugar en el mes de julio de 1856 en Lugo de Llanera, una pequeña ciudad cercana a Oviedo, también en el centro de Asturias.

El otro acontecimiento que pudiera explicar la tradición ocurrió en noviembre de 1833 cuando los liberales, partidarios de Isabel II - aquella reina que accedió al trono gracias a la derogación de la Ley Sálica por su padre Fernando VII - desarmaron a los voluntarios realistas, partidarios de Don Carlos, el hermano del rey conocido como El Pretendiente (eterno a la corona que nunca se pudo ceñir), mientras estos disfrutaban del banquete colocando las armas detrás de sus sillas para no encontrarlas nunca más. Según otra versión del mismo hecho histórico los carlistas habían dejado sus armas en una plaza adjacente a la iglesia de San Francisco (que ya no existe, en su lugar se levanta el edificio de la Junta del Principado) mientras participaban en la misa, lo que aprovecharon los liberales para “requisarlas” y armarse ellos.

Finalmente, el acontecimiento que realmente coincide con la fecha es el 19 de octubre de 1836, cuando los ovetenses celebraron la victoria sobre las tropas carlistas que habían entrado en la ciudad pero tras heroicas batallas y escaramuzas habían sido expulsadas. Gracias a esta hazaña la ciudad heroica e invicta añadió a su escudo el lustroso adjetivo de “benemérita”. Esa primera “celebración” fue un funeral durante el cual se rindió homenaje a los defensores caídos en la gesta. Al año siguiente se conmemoró la fecha con una celebración cívico-religiosa en la que seguramente se comió algo, y así fue derivando en lo que es hoy: una fiesta más con un sabroso menú. Hoy me voy a “desarmar” en casa de una amiga que nos ha invitado y prometido la receta, luego de la siesta (o larga sobremesa probablemente) les comento.

4 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Rosita, tienes razón, cómo se aprende con esto del blogueo!!!!!!!

Buen provecho entonces!!!

Saludos desde Berlín,
AB

MARISELA dijo...

Sí ! me encanta que bucees en la historia de este país, Madre Patria para nosotros, que tiene unas muy ricas tradiciones. Agradezco tu visita en mi blog, siéntete como en casa y no te corte si tienes algo que criticar.Sigue buscando historias de estas, así aprendemos.Un abrazo desde Huelva.

Teresa Dovalpage dijo...

Oye, qué interesante esa explicación. Hasta historia de España estoy aprendiendo aquí, miau.
Al fin me entero de por qué llaman a la ciudad "la benemérita".
Y bacalao con garbanzo y verduras... um.. debe de estar sabroso...
Si puedes postea la receta aunque no creo que aquí en el desierto pueda conseguir bacalao fresco, ay.

Yoana dijo...

Bueno, ya estoy de vuelta, estuvo riquísimo, pronto posteo la receta. Marisela, a santo de qué voy a criticar nada en tu blog? Esa es tu casita virtual, que por cierto está preciosa, para mi gusto, pero si no me gustara con no visitarla tendría, no crees? Un abrazo pa ti que llegue bien fuerte hasta Huelva.

Tessy, yo pienso hacerlo con el bacalao desalado, porque soy muy vaga para cocinar. Mi amiga me dijo algo así como "no es lo mismo, pero es igual LOL. Un beso pa tí, y otro para Aguaya. Voy con la receta, que ya está casi lista.

Archivo del blog