miércoles, 6 de agosto de 2008

¡Viva Yoani!

Acabo de regresar de mis vacaciones andaluzas y me he deleitado viendo y escuchando a Yoani en el blog del evento (y luego vi que también estaba en el de Aguaya, los Asere y Gaviota, y supongo que en algún otro, mientras más mejor). Esa voz intrépida de madre ejemplar que resuena melodiosa y armónica en todos los ámbitos del planeta, va inevitablemente rompiendo el aislamiento impuesto a la isla - sobre lo cual escribe muy acertadamente Gaviota en su último post.


Esto de los blogs sin dudas nos ayuda a todos a superar la barrera sicológica que hace que aún fuera de la jaula sigamos viendo los barrotes. Nuestras alas se van fortaleciendo en el proceso y de un modo u otro contribuimos al CAMBIO, pues al menos vamos cambiando nosotros mismos. El día que en la isla se pueda bloguear se va al diablo el aislamiento, por eso es que se niegan a permitirlo, pero no podrán hacerlo eternamente. La forma más rápida de lograrlo sería levantando oficialmente el inexistente embargo - que los sofistas (sinónimo de mentirosos mayores) llaman bloqueo -pero eso es algo que el propio (des)gobierno de La Habana se encarga de impedir, poniendo en situaciones límites a todo presidente americano que lo ha intentado (a Carter con el Mariel, a Clinton con el 94).


Por nuestra parte - la de los blogueros que tenemos la (des)dicha de estar fuera de esa gran carcel sostenida por ambos bandos (lo siento, pero yo también soy de los del medio, porque me he sentido aplastada tanto por unos como por otros, aunque como ya he dicho en alguna ocasión de cierta manera puedo entender a los primeros exiliados, pero nunca al tirano) - creo que es muy bueno que nos sigamos entrenando para ejercer la libertad que nos ha sido negada cuando llegue el momento. Mientras tanto, apoyar a nuestra Mariana moderna me parece la misión más importante de todos los que queremos ver a Cuba libre más temprano que tarde. Long Live the Queen! dicen los ingleses. ¡Viva Yoani! digo yo de todo corazón y con inagotable entusiasmo.

2 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Te imaginas que proliferen de pronto muchos blogs como el de Yoani, desde Cuba??? Se acaba aquello en dos meses...
Saludos, Ana!!!

Yoana dijo...

Claro que se acaba, y si de verdad se levantara el embargo de repente, sin que aquellos pudieran poner restricciones a las visitas de los de fuera, sería como dice tan poéticamente el traicionero pero no por eso menos genial Silvio: "un rabo de nube, que se llevara todo lo feo, y nos dejara el querube". Un abrazo amiga.

Archivo del blog