sábado, 5 de julio de 2008

El Diversionismo Ideológico

Hoy no se por qué me he acordado de ese San Benito con el que nos mantuvieron a raya durante mucho tiempo. En una sociedad totalitaria e igualatoria - que es distinto de igualitaria, porque te iguala solo en la miseria - lo diverso no es bienvenido, y la diversión tampoco, salvo que esté bien controlada. La palabra diversionismo no está en el diccionario – me he tomado el trabajo de buscarla – lo que me lleva a pensar que fue un neologismo creado expresamente para reprimirnos. Podía abarcar desde el modo de vestir hasta la música que escuchabas, si era en inglés era automáticamente del enemigo, y en español si su autor abría la boca para expresar siquiera una leve duda sobre el “proceso revolucionario” pasaba sin más trámites al club de los malditos. De modo que en mi adolescencia era suficiente rebeldía escuchar en las fiestas a Julio Iglesias, Roberto Carlos, Feliciano y muchos otros, cuyo pecado no llegábamos a saber. Ni que decir de los Beatles, sobre todo Lennon, que ahora está sentado tan tranquilamente en un bello parque del Vedado pero que por muchos años estuvo vedado para la juventud. Sin embargo, no hay nada más diverso – y muchas veces divertido – que Cuba y los cubanos. De modo que también en este sentido ha fracasado el que “creó un enemigo que en realidad era amigo” como decía una popular canción de un grupo cuyo nombre no recuerdo porque desapareció de la escena por la paranoia gubernamental, cuyo máximo representante se sintió aludido por aquello de “este hombre está loco”, estribillo que se repetía sin cesar a lo largo y ancho de la diversa isla.

5 comentarios:

A Cuban In London dijo...

Hola, Ana, pues llégate por el blog de generacionasere para que te diviertas d elo lindo con toda aquella musica que nos prohibieron y al final, pa' qué? Salimos como salimos.

Saludos desde Londres.

Yo Ana dijo...

Cuban, me acabo de asomar por allí y está buenísimo. Que rico oir todas esas canciones ahora, cuantos recuerdos. Y los videos en tu página me hicieron sentir bien de verdad. Gracias por animarme la noche de sábado. como me gusta el blogueo sin bloqueo! Saludos,

Ana

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Hola Ana,
Tremenda contentura el ver que somos muchos y que a la vez, hay un grupo de cosas que a muchos nos sensibilizan por igual.
A principios de los 90's con la llegada del periodo 'espAcial' descubrí junto a miles de chamacos de mi edad que la verdad podía tener doble cara. Como decíamos hace unos días atrás, los niños nacen para ser felices, no para convertirse en pioneros moncadistas.
Bueno un saludo. Cuídate.

Aguaya Berlín dijo...

Así es, salimos como salimos... Yo me alegro tanto de poder oir lo que me dé la gana! sin que nadie tenga que decidir qué es lo que yo debo oir o no!
Recuerdo que usar pantalones apretados y tennis extranjeros era también diversionismo ideológico en una época......

Yo Ana dijo...

Hola Asere y Aguaya, gracias por los comentarios. Si que somos muchos los que hemos vivido experiencias iguales o muy similares y que entendemos de verdad lo que sienten los 11 millones que siguen cautivos. Esperemos que pronto los niñitos cubanos puedan crecer y decidir por si mismos como quien quieren ser y qué quieren hacer.

Archivo del blog