miércoles, 28 de enero de 2009

Martí y el Luto por Cuba



Para conmemorar el aniversario del nacimiento de aquel hombre sincero, de verso claro y preciso que a Cuba tanto quiso, les traigo hoy esta anécdota que encontré en una página a él dedicada, que tan a punto viene para lo que sentimos, tanto los de adentro como los de afuera. No se pierdan la brillante disertación de Eva- Miriam en este post.

---


LUTO POR CUBA

Estando en Tampa, a Martí le llamó la atención y le celebró al joven Manuel García Ramírez el alfiler y la corbata lila que llevaba ese día. Representaba una abeja, según el Maestro símbolo de la laboriosidad de los cubanos en la Emigración, que trabajaban sin descanso por la independencia de Cuba.

Por conducto de la patriota Carolina Rodríguez, Ramírez le regaló a Martí el alfiler y la corbata. Este, agradecido, le mandó a decir:

-Dígale que nunca he usado más que corbatas negras, por llevar luto por Cuba esclavizada. Pero por su generosidad, usaré la corbata una sola vez, y se la daré luego a otro cubano que la sepa estimar y conservar.

En efecto, Martí durante toda su vida vistió de negro en señal de luto por Cuba.


---

Y digo yo, que hoy seguiría de luto, como estamos todos nosotros aunque no vistamos de negro. Y pensar que los monstruos lo acusan de "autor intelectual" de la barbarie!




6 comentarios:

Diliviru dijo...

Buena la anécdota de Martí. Y de igual forma lo que ha escrito Eva, que manera tan fina y a la vez directa de escribir tantas verdades. Gracias por compartir.

Vana dijo...

Nadie nunca amo a Cuba como Marti,

Me parece que me matan un hijo, cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar.
Jose Marti.

Te sientes mejor hoy Rosie?

Un beso

Teresa Dovalpage dijo...

Qué interesante la anécdota martiana, nunca la había leído. También muy iluminador el post de Eva y los comentarios. Me gustó especialmente uno que hablaba de cuando "la libertad llega de repente". Cuídate mucho, Rosie.

Rosa dijo...

Hola amigas. Ya estoy mejor, gracias. Siempre padecí de la columna, pero hacía tiempo que no tenía una crisis. Los añojos, la humedad y el frío no ayudan precisamente, pero entre la manta eléctrica y los calmantes ya está todo bajo control.

Tienes razón Vana, Martí es nuestra más noble figura, un hombre de una sensibilidad increíble y un intelecto privilegiado. Lástima que los abominables lo hayan utilizado tanto, pero no es patrimonio de ellos, como no lo es el país, auqneu lleven medio siglo intentando hacérnoslo creer.

Tessy y Dianita, Eva es magnífica, no hay que perderle la pista porque aunque escribe menos que Yoani (parece tener más dificultades) cada vez que postea nos deja cosas brillantes. Creo que es bueno dejarle siempre algún comentario, para apoyarla y darle ánimo, que no es fácil lo que hace. Un abrazo.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Linda anecdota.
A Marti, le admiro y respeto muchísimo, es una fuente inagotable donde vamos a beber los cubanos de todas partes...

GaviotaZalas dijo...

Bonita anécdota, cierto que tenemos el corazon en luto permanente o al menos en pena profunda... Saludos a todos desde Italia

Archivo del blog