lunes, 6 de octubre de 2008

Sobreviviendo y sin huevos

Anoche hablé con mi amiga, la que enterró a mi madre y cuidó a mi tía enferma de tristeza hasta que también falleció, esa por quien entre todos mis amigos me preocupo más, porque mi deuda moral con ella es infinita, y porque la quise siempre, y ahora más. Era su cumpleaños, así que hice una excepción a mi norma de no gastar en llamadas lo que les puedo enviar para "resolver", y de paso aproveché para preguntarle por la situación. Ella no tiene acceso a Internet por ninguna vía, de modo que sólo se de ella cuando le pregunto a otra amiga que si se comunica conmigo por vericuetos que mejor no explico. A continuación reproduzco algunas partes del diálogo marcado por el miedo que percibo en su voz, con la sospecha de que la escuchen por la línea tomada (o no, pero nunca se sabe) o por un vecino chivatón con la oreja parada.

Ella: "buenoooo, Rosi ya sabes, sobreviviendo, gracias a ti y a Dios".

Yo: Pero que tal los precios?

Ella: Buenooo, tu sabes, con esto de los ciclones todo subió, pero ya se tomaron medidas, lo que pasa es que ahora todo está perdío, nos metemos unas colas que pa que, pero no te preocupes, vamos tirando"


Eso fue todo lo que le pude sacar de la situación, no se atreve a contarme más. Su hijo estudia una ingeniería, el año pasado fue sometido a un "proceso" que no me ha explicado de que iba, pero suspendió una asignatura y no querían dejarlo continuar estudios. Finalmente lograron que lo readmitieran gracias a un "aval" del comité, que "se portó muy bien" (soborno mediante).


Del otro lado está mi primita, la hija de la prima que yo estaba esperando. Ella si tiene correo en su casa, ilegal, y por supuesto con el miedo a que la lean sus repuestas son parecidas. Y su mamá me comenta que ahora que está aquí se entera de más cosas que cuando estaba allá adentro, pero tampoco se atreve a contarselas a la hija rehén, porque no quiere que "se busque líos".


En Cuba no hay huevos, literal y figuradamente, al menos en la población general, porque el miedo que cala en los huesos hasta lo más profundo se apodera también del espíritu, del pensamiento y te inmoviliza totalmente. Pero esto es hablando en general, y las generalizaciones no son buenas. Unos pocos son muy valientes: "llevan en si el decoro de muchos hombres". Ayer leí un artículo increíblemente directo y claro, escrito por un Hombre con mayúsculas, titulado: "Matar a Castro", en el que se describen cosas como estas:


"Mis compatriotas están intentando subsistir en el más absoluto de los olvidos por parte de la tiranía castrista, la ayuda se vende, las casas no se podrán volver a levantar, la comida brilla por su ausencia y la desesperación es cada día mayor.

La rebelión de los productores de alimentos ante la congelación de precios está en marcha, a muchos se les obligó a vender su carga a los precios establecidos en algunas poblaciones en las que la necesidad rayaba en la desesperación pero eso fue el primer día, el segundo, simplemente, el camión no salió. Esto ha implicado un desabastecimiento casi absoluto en los agromercados de la capital reportados por la prensa internacional pero lo que se ignora es que en los barrios habaneros y en los pueblos de provincia Habana la situación es mucho más grave, en Placetas, en Pinar del Río, en Holguín, en la Isla de los Pinos y en otras disímiles ubicaciones la situación es trágica pues a la carencia de alimentos y agua potable debemos añadir la aparición de las epidemias de dengue, leptospirosis, brotes diarreicos, conjuntivitis hemorrágica y otros males que nos anticipan una desgracia inconmensurable.

Es por ello que considero que se debería lanzar con urgencia una campaña para que la ayuda internacional sea aceptada por el desgobierno cubano y repartida por organizaciones internacionales sin ánimo de lucro que tengan experiencia probada en estos desastres pues si se le entrega directamente a los brazos de los tiranos su único destino serán las tiendas recaudadoras de divisas. También se debería exigir que con carácter inmediato regresen todos los médicos internacionalistas pues nadie entiende que haciendo falta en su patria estén al servicio del aparato de propaganda castrista por un mísero puñado de dólares."


El artículo completo se puede leer aquí. Contiene también el video del programa de Telecinco denunciando la prostitución infantil en Cuba, y termina con un párrafo que demuestra que el autor, como todos los valientes, no desconoce el miedo, sólo se sobrepone a él:

"Se que algunos no se atreverán a publicar estas letras y que otros recibirán órdenes de localizarme con premura para silenciar mi teclado, pero acaso mi destino sea similar al de Sócrates y se cumpla conmigo lo mismo que Platón escribió sobre él, “comió con sus amigos y cenó con sus ancestros”, sea pues si es menester para conseguir la libertad para todos mis compatriotas".

Espero que no lo puedan localizar, y que siga diciendonos las verdades de las que tantos no se atreven a hablar.

12 comentarios:

Diliviru dijo...

Hola amiga:
Al leer notas como esta me lleno de indignacion pero a la vez me maravillo de tanta valentia que hay desde dentro de la isla. Tambien me siento pequeña ante tanta injusticia, creeme que me gustaria poder hacer una campaña para recoelctar ropa, viveres, zapatos, medicinas, para enviar alla pero me encuentro con el mismo problema, como hacerlas llegar, dejate de eso, lo peor como hacer que permitan que toda esa ayuda llegue a los que la necesitan. Me da tristeza estar sentada nada mas aqui leyendo ante una necesidad tan grande. Porque no pueden ser menos desgraciados y dejar al lado esas actitudes retrogradas y aceptar ayuda... porque?!!!!! Que mas se puede hacer...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

de madre rosi, es algo que da grima leer y constatar. temo que en Cuba se vivan niveles de miseria nunca vistos.
Me apena por cada uno de ellos,los que padecen.

un abrazo, tony.

Vana dijo...

Wow que triste ver ese video de niñas prostitutas por la necesidad, tengo una nieta de 13 años, pensar que un asqueroso tenga sexo con ella me llena de asco e ira.

Valiente el escritor que se atreve a hacerlo desde La Habana, como el hay muchos lastima que algunos estan presos, y uno aqui con las manos atadas sin poder ayudar a todos, me cuentan que una tuna que dono Peru para los damnificados ya se venden en tiendas de divisa.

Leer que se estan gastando millones de dollares para mantener viva a la bestia de Biran, cuando esos millones deberian darse al pueblo tan necesitado de todo me enferma.

Besos y animo Rosita.

Sofifaruk dijo...

El impacto fue que la primera mitad, fue dando cuenta de el medo y nervioso dos cubanos, despues por que yo hablava un poco más fuerte y darse cuenta de que ellos (los cubanos que estaban conmigo) fueron a hablar conmigo para cualquier pregunta que pudiera incriminar, pero incluso el peor fue cuando más tarde, tuve que tratar de entender por qué ese temor, e incluso dentro de cuatro paredes, puertas y ventanas cerradas, hablavan poco, si no casi entender, diciendo que las paredes han oídos. Es increíble!

En relación con el escritor, sólo espero que continúe a hablar de todo, y por que no puede.

Besos
Sofia

ACRey dijo...

Hola Rosa¡ A tono con esto lean a Enrisco, sobre Eliecer.
Otra cosa, cambié la dirección de mi blog y es: http://papelbit.wordpress.com/
Te digo para que actualizes el blogroll.
Saludos a todos¡¡

Yoana dijo...

Dianita, es mucho lo que haces ya, más no se puede, lamentablemente.
Tony, si que da grima, y lo peor es que no se sabe hasta donde puede llegar.

Vana, lo de la prostitución de esas niñas pone los pelos de punta. Ya había oido rumores, pero constatar que hay hasta maestros que se prestan a eso es terrible. Y los gastos en la salud de la inmunda bestia moribunda, qué despilfarro!

Amaury, enseguida me actualizo con tu blog, ya me extrañaba no ver nada nuevo. Lo de Eliecer es un fenómeno interesante.

Yoana dijo...

Sofía, el miedo del cubano no lo puedes entender porque no te inocularon el virus al nacer. Es tal el poder absoluto de esa gente sobre la mente y el espíritu que aún lejos seguimos sintiendo escalofríos, como explicaba en uno de mis primeros posts titulado "Perdiendo el miedo". Pongo el enlace porque no se vincularlo aquí: http://enhonorayoanisanchez.blogspot.com/2008/06/pediendo-el-miedo.html

Otro post muy ilustrativo es uno de un magnífico blog llamado Delito Mayor titulado “El hombre que quería ser cubano”, el enlace es:

Ya se que no lo vas a entender de ningún modo, hasta a nosotros nos cuesta, pero es real y paralizante. Gracias por tu empatía, amiga.

Yoana dijo...

Perdón, el enlace que anunciaba para Sofi, y todo el que quiera verlo, claro. Vale la pena: http://delitomayor.blogspot.com/2008/09/el-hombre-que-quera-ser-cubano.html

Sofifaruk dijo...

Gracias Yoani, ya voy ver ...:)

Aguaya Berlín dijo...

Muy bueno tu post, y el artículo, formidable. También vi el video, gracias al enlace que pusiste...

Con mi familia me pasa lo mismo: tanto por teléfono como por email, está el miedo constante a perder como mínimo esa posibilidad que tienen de comunicarse con la hija que vive afuera... o de no poder recibir dinero que les mande porque en el banco no lo autorice segun medidas del gobierno, entre otros muchos miedos...

Odiosa situación. Por eso los blogs pueden hacer mucho por divulgar esas verdades, insospechables e insólitas para muchos, silenciadas en la prensa oficialista.

Un abrazo bloguero,
AB

Dagmar dijo...

¡Qué real y que triste! Todos sabemos de que hablas, pero es bueno decirlo y decirlo hasta la saciedad, hasta que se rompa el maleficio.

Lisetg dijo...

Me maravilla el poder que esta dando internet de conocer gente asi, que de otra manera no conoceriamos en Cuba.

impresionante lo que dice este hombre. Espero que no le pase nada.

Gracias Yoana, por la informacion.

Archivo del blog