sábado, 9 de agosto de 2008

La Roca



El Peñón de Gibraltar al que los ingleses llaman simplemente "The Rock", y que ha sido codiciado por todas las civilizaciones mediterráneas desde que se tiene memoria de la historia, es un lugar especial que definitivamente vale la pena visitar. Cuando estuve hace dos años en Andalucía no pude traspasar la frontera porque aún no tenía el DNI español, era sólo Residente, no Ciudadana de Europa, !que felicidad!.



Pero esta vez las puertas del enclave estratégico se abrieron para esta cubana curiosa que quiere ver todo el mundo que pueda. Y tuve la suerte de que mis amigos - que sería de la vida sin ellos - me llevaron dos veces. En la primera me retrataron con el cartel detrás para que conste en mi album de viajes (que ojalá pueda seguir creciendo).




Era domingo y más de las 7 pm así que no subimos al Upper Rock, pero entramos en el espectacular Jardín Botánico. A la entrada la estatua del General Elliot, que logró la victoria sobre los españoles y franceses cuando estos trataron de recuperar este pedazo de tierra por el que han muerto muchos, durante lo que se conoce como El Gran Sitio.



Encontré también esta estatua dedicada a Molly Bloom, el personaje femenino del Ulyses de James Joyce.

Y esta del Duque de Wellington, el que derrotó a Napoleón en Waterloo.


A continuación, un curioso híbrido de marpacífico (aquí le llaman Hibiscus) rosados y rojos. Y luego varias fotos de las partes que más me gustaron de este refugio de verdor y flor (si alguna vez me gano la lotería tengo que tener una casa con un gran jardín, y cerca del mar).








Luego nos llegamos hasta el punto sur de Europa, que junto con el Finisterre en Galicia era considerado por los antiguos el fin del mundo. Hay una estatua dedicada a los Pilares de Hércules, pero no me salió bien la foto. Aquí pueden ver el mirador, un faro, y frente a todo eso una mezquita.





En la segunda visita, el lunes 4 de agosto, pude por fin subir a verlo todo desde arriba. En lugar del funicular, abordamos un minibus de los cientos que se dedican a dar un recorrido a los turistas, que incluye una visita a una cuevas en la montaña, que se supone que en algún momento estuvieron conectadas con Africa. Así se explica la presencia de los macacos, únicos de esta especie en Europa. Te podías retratar con uno en la cabeza, porque el guía lo llamaba y le daba maní o algo parecido, pero yo no me atreví, aunque mi amiga si.





Subimos algo más y llegamos a los Túneles del Gran Sitio, desde los que se puede observar la peculiar pista del aeropuerto que se adentra por un lado en la Bahía de Algeciras y por el otro da al Atlántico, pasando por la calle de entrada que tiene unas barreras que se cierran como para los trenes cuando va a aterrizar o despegar un avión.





El día concluyó con un paseo en yate por la Bahía de Algeciras para ver los delfines.


Tengo que buscarme un trabajo en Gibraltar, o cerca, definitivamente me enamoró. Viven en este pedacito de tierra casi totalmente ocupada por la gran roca cerca de 30 mil personas, y trabajan muchas más que viven a pocos metros, en la Línea de la Concepción, que se veía así desde el yate.


Hasta aquí la doble jornada gibraltareña, espero no agobiarlos con tanta información. Todavía me faltan un par de posts más sobre estas espectaculares vacaciones, las mejores que he tenido desde que salí de Cubita la bella. Espero que haya más como esta.

5 comentarios:

Betty dijo...

Hola Ana, vaya tour! Esas escaleras ajardinadas son preciosas, nunca he estado yo por estos lares, donde empieza el mediterráneo, buen desconecte, valió la pena, saludos desde AH

Yoana dijo...

Hola Betty. Si, la verdad es que es una maravilla, llégate en cuanto puedas que te va a gustar. Ya estoy de vuelta en la rutina, pero al menos cargué las pilas pa rato, jeje. Mañana intentaré mostrarles algo de Estepona, que es donde viven mis amistades. Saludos desde Asturias (que también está bonita ahora en el verano, tendré que dedicarle algún post más adelante, pero antes que se acabe esta estación, que queda poco). Na, que me ha dado por los paisajes, pa refrescar. Besos.

Aguaya Berlín dijo...

Pero qué paseo!!!!!!
Yo estuve a punto de ir cuando fui de vacaciones a la costa sur en octubre del 2006 pero no nos alcanzó el tiempo, así que lo dejamos para la próxima. Eso me dijeron: el lugar es mágico.

Ana, guando te ganes la lotería no te olvides de darme tu dirección, jajaja, para sentarme en tu jardín y mirar de lejos el mar...

Un abrazo bloguero para una ciudadana del mundo!!

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

wow, este post es una de las cosas ricas que nos deja el blogear. La vision de una cubana en gigraltar narrandome cosas interesantes, me parece divino. Una suerte.
Vamos echando mundo para dentro ,con los ojos de cada uno de nosotros.

Saludos y suerte,
tony.

Yoana dijo...

Si, Tony, estamos en todas partes -nos habremos vuelto omnipresentes? Agu, si llegara a tener un "gao" así seguro que los invitaba a todos y hacíamos un "güiro" bien sabroso (usando jerga de mi época, que a lo mejor no es la misma para los de la década siguiente, pero como lo de asere también lo usé, allá va eso).

Archivo del blog