jueves, 21 de agosto de 2008

¿Fatalidad o Negligencia?

Cuando terminé de escribir el post de ayer y me senté un ratico ante la tele (que cada vez veo menos gracias a esta nueva pantalla que me ha atrapado en sus redes) me llevé un tremendo susto cuando interrumpieron un simpático programa de la Sexta ("Se lo que hicistes ..." que se burla de otros de los llamados programas de corazón) para dar una noticia de última hora: el accidente del avión de Spanair. De pronto recordé que mi primo que vive en Canarias y viaja cada 15 días por su trabajo a Madrid seguramente estaba por regresar, y lo llamé al movil. Gracias a Dios me contestó enseguida, me dijo que estaba en el aeropuerto, pero que su vuelo era con Iberia y más tarde. Por mi llamada y la de un amigo era que se estaba enterando de lo que realmente pasaba, ya que dentro de la Terminal 4 había mucha confusión, se veía humo y se oían sirenas pero no se sabía bien qué habia ocurrido.

Seguí todo el día preocupada, hasta que me llegó su SMS: "Ya llegué, besos a todos, nos vemos en la próxima caricatura, tómense al menos una cervecita en mi nombre, yo llevo varias, y las que me faltan. Los quiero."

Hoy, mientras mi corazón se encoge pensando en las víctimas y en sus familiares, pienso también en lo cerca que estamos siempre de la tragedia en este mundo donde cada vez queremos movernos más y a menos costo, y donde la seguridad del pasajero es muchas veces lo de menos para las compañías que compiten por el mercado. Hace par de minutos un señor al que entrevistaban en Barajas decía que cuando viajas asumes el riesgo. Estoy de acuerdo, pero también asumes que se hace todo lo posible para evitar la tragedia, y no siempre es así. Esperemos que se esclarezcan las circunstancias y que se tomen las medidas correspondientes con los responsables de este "error" que tan caro ha costado a quienes ya no podrán seguir soñando y a los que en lo adelante vivirán la pesadilla de perder un ser querido en circunstancias tan trágicas. Para ellos mis sentidas condolencias.

Mientras, sigo intentando luchar y vivir como mejor puedo y decir a cada uno con frecuencia cuanto lo quiero, y no dejar para mañana nada que pueda hacer hoy, porque como decía siempre mi abuelita "en este mundo estamos prestaos", y parafraseando al gran Hemingway, nunca sabemos por quien doblarán las campanas.

5 comentarios:

Miguel Caballero dijo...

La verdad es ue si vemos las estadísticas, asumimos maspeligro al subirnos a un coche. Pero weno, sin prejuicio alguno, espro q se ivnestigue hasta el final. Y un abrazo enorme para esa familias.
Y pal resto, que sintamos la vida como un regalo icnréible y no la malgastemos en problemas absurdos.

A Cuban In London dijo...

Estoy de acuerdo con miguel. Hay mas peligro viajando en carro que en avion. Pero igual me pongo en el lugar de estas victimas y de sus familiares que la deben estar pasando horriblemente y pesarosamente triste.

Saludos desde Londres.

Lisetg dijo...

Yoana, hace poco tuve un sueño que me dejo una sensacion terrible pero a la vez buena.
Soñe que tenia cancer de mamas, y fue tan real, y me tocaba la bola aquella y me preguntaba como no la habia visto o sentido antes...y me desperte finalmente y como loca empece a revisarme porque no podia creer que habia sido un sueño.
fue terrible, pero me hizo pensar en lo dichosa que soy, y para cuanta gente mi sueño es la realidad.
fue extraño porque casi nunca tengo pesadillas.
ahora leer esto me lo recordo y tuve la misma reaccion que tu: sentirme afortunada.

saludos.

Lisetg dijo...

Ah, para colmo recuerdo como en el sueño pensaba "mi madre, a mi que me gustan tanto los niños y ahora si que no voy a poder tener". y como me entristecia.

ay por tu madre, que cosa mas fea. palla palla, como dicen.

Yoana dijo...

Hola Liset, vaya sueño solavaya niña, dios te proteja! Pues si, ante la tragedia siempre nos damos cuenta de lo afortunados que somos. La vida es un regalo y hay que aprovecharlo. Por cierto, tengo una amiga que superó un cancer de mamas, y ya no se lamenta de muchas cosas, creo que ahora en cierto modo "disfruta" más de cada día.

Cuban, Miguel, estoy de acuerdo con ambos, hay más peligro en la carretera que en el aire, y a mi particularmente me encanta el avión (será por lo que me costó abordarlo?). Pero los comentarios de un familiar que explicó como el avión retornó por una "incidencia" y al poco tiempo volvió a salir me crearon la duda que planteo (que no asevero nada, ni acuso a nadie, solo digo que se debe investigar bien, y supongo que eso harán). También porque tuve un alumno que estuvo entrenándose para piloto en aquella aerolínea que luego cerró (no recuerdo el nombre, que mala memoria!) me contó que muchas veces salían a sabiendas de que había algún problema (por orden de los jefes)- y los pilotos comentaban que si se mantenían en el aire era "de milagro". No digo que sea el caso de Spanair, pero hay que indagar. En fin, que hoy trataré de no ver tanto las noticias, porque es realmente deprimente esta cobertura informativa constante, y terrible pensar en cada una de las vidas truncadas y en las familias afectadas. Un abrazo a todos,

Ana

Archivo del blog