lunes, 18 de agosto de 2008

Descenso del Sella en Asturias la Bella


Tengo que reconocer que aunque no lo diga con frecuencia, porque el cielo nublado me desespera y la distancia me hace magnificar mi isla, esta tierra también es muy linda. Los asturianos hablan de “la tierra de los mil verdes”, y la verdad es que aún a los que venimos del exuberante trópico nos sorprende la frondosa vegetación, la variedad infinita de gamas de verdes. Recuerdo que la primera vez que vine – de visita por solo 20 días en septiembre del 2001 – le dije a un amigo asturiano que fue al aeropuerto con mi esposo a recibirme: yo creo que Colón dijo lo de “la tierra más fermosa” porque no había visto antes a Asturias!

Lo que pasa es que a mi me mata el frío, y la falta de sol. Pero durante estos meses de verano Asturias es un paraíso: no hay calor ni frío, y se puede disfrutar de su increíble naturaleza, de su limpia y coqueta capital y de sus otras ciudades, pueblos y villas, así como de sus muchas fiestas.

Mi hija, que como vino con 15 añitos - ahora tiene 20 - se ha aclimatado perfectamente, conoce mejor que yo muchos de sus rincones y disfruta con su novio argentino - que extraña a su Buenos Aires querido tanto como nosotros a nuestra "perla" - de las fiestas veraniegas. Así que el sábado se fueron a "bajar el Sella".



El río es poco profundo, y una de las empresas que se dedica a ofrecer esta "aventura" les proporcionó la canoa, los salvavidas - just in case - y un tanque hermético para guardar sus cosas, más unos bocadillos y refrescos para la hora de la merienda, por sólo 23 euros por persona, que además incluye que te guarden tus pertenencias y que te recojan en un auto y te regresen al punto de partida.








Yo estaba preocupada, pero los inexpertos remeros se lo pasaron de maravilla. Nadaron en el río, se rieron mucho con los "choques" incruentos contra otras canoas y con las orillas, y regresaron felices y realizados.
Ya saben, si quieren conocer esta región mientras estemos por aquí cuenten conmigo, que si no se les averiguo, y me sumo a algún que otro paseo mostrándoles lo que conozco - que confieso que no es mucho - y descubriendo lo que no conozco. Si alguno se anima me avisa, será un placer y un honor recibirlos y ayudarles a descubir esta hermosa región.

11 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

bueno, pero Ana... la pasas muy bien en tus recorridos por la peninsula. eso si es vida.
slaudos, de la gente . :)

Yoana dijo...

No, si yo no fui, son los muchachos que me traen las fotos. Yo estoy en casita hasta nuevo aviso. Eso que pongo y decribo no lo he visto, pero es por hacerle justicia a esta tierra que nos acoge, que también tiene lo suyo. Lo que si puedo hacer es salir con la cámara por Oviedo, que se recorre facilmente a pie, y mostrarles los lugares más bonitos. Cuando esté el sol afuera, que se ve mejor, pero eso es lo dificil. Un abrazo aseres.

Aguaya Berlín dijo...

Qué paisajes más lindos! pero si parece en el Amazonas!! (tampoco lo he visitado pero no me lo hubiera imaginado en Asturias... lo poco que conoce una este mundo........

Con veinte años menos también me hubiese montado enuna de las canoas pero ahora... seguro lo pensara 5 veces :-)))))

Oye, lo de sólo 23 Euros está muy bien!!!

Miguel Caballero dijo...

Precioso, Yoana. Asturias es una de las regiones con más carácter de España,y sin duda una de las más bellas. He notado en ti una "dolencia" que yo tb he padecido: a veces nos empecinamos tanto en los recuerdos de nuestros lugares amados, que pasamos por alto los tesoros que tenemos delante de nuestras narices. Lo ideal es ver las cosas sin prejuicios y gozandolo todo cm si fuera nuestra tierra amada. Me alegro de que compartas esta actitud,pq sin duda vives en un lugar privilegiado.

Un saludo!
PD. Por cierto, mi madre me llamó hoy con esta con su marido asturiano, visitando Cádiz. No pude más que acordarme de ti.Asturiano, Cádiz-La Habana. Me encanta tu blog.

Diliviru dijo...

Hola Yoana:
Por fin me pude dar una vuelta por tu blog, y me encanto este paseo que vi, es un paisaje bellisimo. T efelicito, De igual forma ya te agregue en mi lista pra darme paseitos de vez en diario por aca. Un Besito

Yoana dijo...

Gracias, amigos. Cuanto me alegra que les guste lo que les preparo, y que disfruten la "visita" como yo disfruto visitandolos.

Agu, yo tampoco me esperaba tanta frondosidad en esta latitud, pero es precisamente gracias a esa lluvia pertinaz que tan poco me gusta, pero que los asturianos aceptan como un mal menor a cambio de tanta belleza. Mira a ver si te embullas y me haces la visita!

Miguel, tienes mucha razón, esa "dolencia" la he arrastrado demasiado tiempo (ya llevo aquí un quinquenio) así que es hora de disfrutar de lo que tengo a mi alcance. Así que tu mamá andaluza está casada con un asturiano? Pues si viene´s por aquí con ella tal vez nos veamos!

Diana, que bueno tenerte por aquí, desde tu México lindo! Llegué a ti a través de Aguaya y me conmovió tanto tu post sobre Cuba, tu sinceridad, y luego todo lo que nos cuentas de tu bonita ciudad, y de las cosas que pasan por allá, que ya no puedo dejar de ir a verte cada día.

Un abrazo a todos, qué feliz me hacen!

Aguaya Berlín dijo...

Ana, qué lindo hacer amigos así, verdad???

Yoana dijo...

Y dilo Agu, la verdad que esto no tiene precio. Cada día lo disfruto más, y no sabes cuánto me ayuda. Besos,

Ana

Aguaya Berlín dijo...

verdad que te sientes mejor hablando de Cuba?? Para mí ha sido un cambio total, antes andaba lloriqueando cada vez que veía un documental de allá, o evitaba hablar "de lo de siempre", pero ahora es otra cosa, me siento libre escribiendo lo que pienso, me siento muy bien compartiendo con otros, me hace muy bien leerlos a ustedes...
Un beso,
AB

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Ana,
tengo un tatara asturiano, otros dos andaluces y otro canario.
Me pregunto, donde andará el Congo?

;)
tony.

Yoana dijo...

Tony, mas o menos como yo: un abuelo asturiano, otro hijo de gallego y francesa que nació en Cuba, una catalana de nacimiento, hija de libaneses (católicos, que hay quien quiere ponerme la burka!), que llegó a La Habana con un año, y una canaria que también llegó a La Habana con 2 años. El carabalí se perdió por ahí (vaya, me salió con rima y to). Lo más gracioso es que no llegué a España por ellos, porque al parecer no quedó nadie de la familia por estos lares, sino por mi esposo, que si encontró las "semillas" de su árbol genealógico, tanto en Asturias como en Canarias. De cualquier manera, igual me gusta el guaguancó aunque no sea capaz de bailarlo (soy patona, jeje).

Agu, esto es una maravilla! Nunca te agradeceré bastante haberme dado la bienvenida y explicado como hacer tantas cosas. Un abrazo,

Ana

Archivo del blog